Colgar la línea del tiempo

El niño de 1o años agarró la línea del tiempo que estaba frente a él, la colocó como un caleidoscopio sobre su ojo derecho y vio el punto, el inicio, el final y el transcurso en un solo vistazo, en una sola mirada. El destello del supuesto Big Bang, los dinosaurios, otros animales y plantas desconocidos, su gato -que murió atropellado cuando él tenía siete-, vio a sus abuelos, sus tíos… Se vio a sí mismo de 1 año y medio sentado en la bacinica llorando por dejar el pañal, se vio a sí mismo hace tres años comiendo sal debajo de la mesa escondido de sus papás, se vio a sí a mismo viéndose a sí mismo en un caleidoscopio formando y juntando figuras de elementos y seres del tiempo y espacio que fueron, son y serán, moviéndose al ritmo del caleidoscopio, cayendo en sí mismos, casi tropezando, reformando figuras de lo que ha sido y será, helechos jurásicos sosteniendo la caída de las salas médicas laparoscópicas, calamares gigantes luminiscentes sostenidos de torres de luz de Iztapalapa… el niño creando nuevas formas y elementos entre agua, aire, tierra, fuego, ondas de luz, sonido y silencio en el espacio.

Muy entretenido. Lo llamaron a comer. Colgó la línea del tiempo como quien cuelga la katana.

caleidoscopio

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s