But want me

Hay canciones a las que acudes en momentos de necesidad, como por impulso, saltan en tu cerebro inconscientemente, las tarareas y repites mil veces.
Si te encontraras en una isla desierta y pudieras solo escoger una cosa, sería esa canción, porque sin ella no puedes vivir, porque ella te hace sentir bien, porque te entiende, porque la entiendes, porque a pesar de que casi nunca la oyes, sabes que She is the one… Aunque no vaya contigo en el coche, o en tu ipod, en tu compu o lo que sea. Tampoco es que la presumas. Raras veces hablas de ella. Es más, sabes que es tan buena que no quieres que nadie la oiga. No quieres que nadie la arruine. Que nadie la contamine con sus opiniones. No quieres que sea de todos. Es tu secreto mejor guardado.
Es tuya.
Y no está ahí siempre, pero nunca falla. Llega cada vez que te sientes vivo.

Como Amy Adams en la película Sunshine Cleaning:

There’s not a lot that I am good at. But I’m good at getting guys to want me. Not date me, or marry me, but want me.

Y viceversa.

Amy Adams es una gran actriz.

amy

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s